El Yauhtli es una planta muy conocida en nuestro país, actualmente en muchas regiones se le conoce como Pericon o hierba de Santa María y servía de ofrenda en tiempos prehispánicos al Dios Tláloc, al Dios de la lluvia.

Esta planta es un patrimonio de México y es de suma importancia en varios rituales y también, es muy apreciada por sus propiedades curativas.

Existe una ceremonia agrícola tradicional que se celebra año con año el día 28 de septiembre y el Yauhtli, es de suma importancia para esta celebración. El nombre proviene del idioma Náhuatl y significa: Niebla u Oscuridad.

El calendario agrícola tiene una relación muy cercana, muy íntima con la supervivencia y con el mantenimiento del hombre.

La flor de Yauhtli, es el reloj de la naturaleza que asoma con la llegada de las primeras lluvias; esto indica, que ya es tiempo de sembrar y de ser testigos del desarrollo de la planta del maíz, hasta ver los primeros elotes tiernos. Es la promesa del elote convertido despues en mazorca, que servirá para alimento y dará fuerza y vida al hombre el año que viene.

El colocar Yauhtli en las milpas y en los hogares, es una tradición muy arraigada en México desde tiempos prehispánicos y tras la llegada de los españoles, sirve como protección contra el demonio; que según la creencia católica anda suelto el 29 de septiembre, el día de San Miguel Arcángel.

La cruz de Pericón o Yauhtli se coloca para protegerse de las malas vibras que pueden dañar las cosechas, los hogares y las comunidades. En muchos lugares donde se siembra el maíz; el día 29 de septiembre se acostumbra hacer la primera Elotada. En este festejo se harán elotes hervidos y la planta de Yauhtli impregnará su místico sabor en ellos, ya que al momento de ser hervidos, se acostumbra colocar dentro del agua un pequeño manojo de esta planta, también se preparan elotes tostados, tamales o esquites.

De acuerdo a esta antigua tradición, la noche del 28 de septiembre se ha de colocar una cruz de Pericón en la puerta principal y ventanas de las casas y también, en las cuatro esquinas de un sembradío. Actualmente se coloca una cruz a los comercios, a los vehículos particulares y de transporte publico así de esta manera; el mal no podrá hacer ningún daño.

Existen vestigios de ofrendas ceremoniales encontradas en el Templo Mayor de la ciudad de México, dedicadas al Dios Tláloc, donde la planta de Yauhtli; era utilizada principalmente como ofrenda y también como incienso.