Cosalá, el Pueblo Mágico minero con aguas termales sagradas.

Además de su arquitectura colonial y sus historia minera esta localidad acoge áreas naturales, petroglifos, pinturas rupestres y hasta aguas termales

Inmerso entre la naturaleza, Cosalá es un Pueblo Mágico de Sinaloa de pasado minero con aguas termales sagradas que conserva su traza original y sus calles que se mezclan con el entorno natural y es considerado una joya colonial por sus arquitectura original del siglo XVII cuya característica son sus muros gruesos de adobe. 

Se ubica a 160 kilómetros de Culiacán, la capital del estado. Aquí se respira la tranquilidad y la bonanza de otros tiempos que dejó su huella en sus templos y edificaciones.

Cosalá resguarda aguas termales sagradas que presumen sus dones curativos, además en el pueblo se pueden saborear verdaderas delicias gastronómicas y platillos típicos de la región y de Sinaloa. 

Aquí se pueden emprender recorridos en la naturaleza pues está rodeado de bosques de cedro, encino, pino e higuera por ello sus primeros pobladores lo bautizaron como el lugar de bellos alrededores.

Qué hacer en Cosalá, el Pueblo Mágico minero

Cosalá es un hermoso Pueblo Mágico de Sinaloa que está enclavado en el paisaje serrano, a dos horas y media de Culiacán, aquí se respira su pasado minero pues durante la colonia había más de 50 minas que tuvieron su época de esplendor durante varios años hasta que se cerraron. 

Hay que dejarse sorprender por sus calles empedradas que contrastan con sus construcciones blancas de adobe y sus alrededores de eterno verdor, que solo cambian de color durante el otoño.

En esta localidad serrana hay que dar un paseo por el Centro Histórico para conocer la arquitectura de sus edificios y templos más representativos como la de San Francisco Javier, la más antigua de la ciudad, que fue construida durante el siglo XVII y que ahora se conoce como Capilla de Guadalupe. 

También hay que visitar la parroquia de Santa Úrsula y el Museo de la Minería para adentrarse en la historia del pueblo y admirar los tesoros que resguarda, desde piedras y minerales hasta objetos antiguos.

En este recinto destaca la historia de Heraclio Bernal, el Robin Hood sinaloense, y de Luis Pérez Meza, compositor de la canción El sauce y la palma.

 También se organizan recorridos de leyenda todos los fines de semana, es una buena oportunidad para escuchar las historias de los revolucionarios que pasaron por aquí, entre otras narraciones de fantasmas y de tesoros escondidos.

 Alrededor de Cosalá se pueden practicar diversas actividades al aire libre en escenarios naturales como la cascada de Vado Hondo que funciona como balneario, así que puedes nadar en sus pozas.

 Es un paraíso que acoge tres cascadas, un lago y en sus alrededores se puede hacer campismo y senderismo, además tiene un circuito de tirolesas por las que se puede atravesar el río San Lorenzo.