COVID-19: Afectaciones de salud mental y depresión lleva a alto riesgo.

Las personas con depresión o trastornos de salud mental tienen un alto riesgo de sufrir un caso grave de COVID-19, según los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención.

Esa nueva clasificación también significa que cualquier persona con esas afectaciones también es elegible para recibir una inyección de refuerzo de la vacuna.

La enfermedad renal y la insuficiencia cardíaca, así como la diabetes, pueden complicarse aún más si esa persona se infecta con el coronavirus.

Es por eso que los CDC acordaron incluir a las personas con afectaciones de salud mental en el grupo de personas alentadas a recibir una inyección de refuerzo de la vacuna COVID-19.

Los estudios muestran que una de cada cinco personas tiene problemas de salud mental, cuando agrega a esas personas a otros grupos, el 85 por ciento de las personas en todo el país ahora son elegibles para una vacuna de refuerzo, si así lo desean.

Share This Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin